Transportes
 
LA HABANA
    Información general
    Transporte publico y trafico
    Deporte en Cuba
    Vida nocturna
    Vivienda
    Comprar en La Habana
    Curiosidades
    Historia de Cuba
    Clima cubano
    Educación en Cuba
    El Estado
    Alojamientos
    Gastronomía
    Fotos de La Habana
     
 


El transporte publico es otra de las curiosidades que tiene Cuba y debido a su carencia, el estado ha tenido que buscar alternativas para paliar esa situación.
En la capital se veian unos enormes vehículos llamados Camellos. En el pueden entrar mas de 200 personas, ya que se hacinan de una manera que llama la atención. Es un tipo de transporte que solo lo utilizaban si tenian autentica necesidad y la gran mayoría de habaneros no querian usarlo debido a los robos y abusos (toqueteos a las mujeres) que se producian.
Desde el año 2008 dejaron de rodar por La Habana. Se incorporaron al transporte público en 1994, en plena crisis económica tras el desplome del bloque soviético,

También hay otro tipo de autobús, creo que canadiense, que se ven bastantes por la ciudad.

Los taxis del estado (placas azules, ya que pertenecen estado) son la mayoría nuevos (de los pocos vehículo nuevos que se ven por La Habana). Tienen una gran competencia con los vehículo privados que se dedican a recoger gente y ganarse unos pesos extras. Algunos de estos carros privados tienen su correspondiente permiso estatal (pagando un canon mensual al estado) pero otros son ilegales. Si les pillan les retiran el vehículo y son multados.
Estos viajes son compartidos; van recogiendo personas alla por donde pasa y se puede llenar el vehículo con gente desconocida entre si. Se negocia el precio antes de entrar y si va en la dirección que te interesa y te parece razonable el coste que te indica el conductor, puedes entrar en el vehículo
También se hace la "botella". Lo utilizan casi con exclusividad las mujeres y consiste en apostarse en los cruces regulados con semáforo o stop y dirigirse directamente al conductor pidiendole que les lleve. También tienen que pagar lo que les pida el conductor, normalmente un precio módico.

La gran mayoría de vehículo privados (placas amarillas) tienen una antigüedad de mas de 50 años. Algunos de estos vehículo son autenticas joyas estéticas. Un cuadro muy habitual paseando por La Habana es ver coches antiguos averiados y el propio dueño arreglando la averia. Los arreglan in-situ, y lo ultimo (aun siendo de noche) que se les pasa por la cabeza es dejar el vehiculo alli abandonado hasta el dia siguiente. Si lo dejan se arriesgan a que les quiten las ruedas y todo lo que puedan.

El trafico rodado es algo caótico en las zonas y horas puntas. Hay pocos cruces regulados por semáforo y los pasos de cebra brillan por su ausencia. Un ejemplo se puede ver el Malecón: son entorno a 6 o 7 km. con dos o tres carriles por cada sentido y no hay un solo paso de cebra y por supuesto ningún semáforo y hay que pasar al malecón como se pueda, esquivando los coches. Hay que decir que el trafico no es excesivo y se circula con moderada velocidad.
Tienen implantado el sistema de carnet por puntos. Si acumulan 36 puntos se les retira el carnet de conducir por 3 meses. Si antes de un año vuelven a sumar los 36 puntos, la retirada será por 6 meses y así sucesivamente. Por ejemplo, el exceso de velocidad se multa con 24 puntos.

Hay unos policias motorizados por todo La Habana que se encargan de cuidar el trafico rodado; son los llamados caballitos y circulan en impecables y relucientes motos.

En las provincias se ven menos vehículo de motor y muchos carros tirados por caballos, bicicletas y motos con sidecar.
Si ya en La Habana el transporte publico es un problema por su carencia, en las provincias es mucho mayor. Existe una red de trenes y autobuses que recorren el país pero a todas luces insuficiente y no todo el pueblo tiene el dinero para poder viajar en esos medios. Lo mismo ocurre con los vuelos internos en Cuba.

En las provincias, y para paliar el déficit en materia de transporte, hay que decir que todos los vehículo del estado (placa azul) están obligados a parar a las personas que lo soliciten para poder llevarlas. Por ello se pueden ver camiones que transportan personas en su cajas.
Para ello existen unos funcionarios antes llamados "Amarillos" (ahora visten de azul) que se apostan en puntos estratégicos (especie de parada de bus) y organizan a la gente según hacia donde se dirigen y se dedican a sacar un indicador amarillo a todos los vehículo del estado para que paren, siendo obligatorio parar a menos que ya viajen con el vehículo lleno.

Tienen un sistema de placas de matriculas, a base de colores, de forma que se sabe a quien pertenece ese vehículo:
Placas Amarillas: vehículo de propiedad particular. Difícil de ser propietario
Placas Azules: vehículo del estado. Taxis, ministerios ....
Placas Naranjas: empresas extranjeras (muy pocas). La iglesia es una de ellas.
Placas Marrón: vehículo de alquiler a turistas.
Placas Verdes: vehículo del ejercito cubano.
Placas Rojas: provisionales. De uso mientras se formaliza los tramites para tener la matricula correspondiente.
Placa Negra: vehículo de las delegaciones diplomáticas o embajadas.